News N. 0/118   25/06/2018

Promoción 2017-2019 del Programa de becas sobre el cambio climático en Mónaco

Maria Elena Cuomo, Presidente de la Fundación y Francisco A. Diaz Lison, Director General, con la nueva promoción del programa de becas del GIEC. 

Los cuatro nuevos estudiantes de doctorado del programa de becas sobre el cambio climático que la Fundación Cuomo respalda desde 2013, acudieron a Mónaco del 21 al 23 de junio. Dichos jóvenes, procedentes de Myanmar, de Senegal y de Sri Lanka, forman parte de la promoción 2017-2019 propuesta por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (GIEC) y la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco.

Durante su estancia en el Principado, los jóvenes investigadores pudieron compartir sus teorías sobre la evolución del clima y los próximos desafíos a enfrentar.

Entre los testimonios destacó el caso de Ey Phyu Win, originaria de Myanmar, quien tuvo que perseverar durante varios años para poder salir de su país y poder ocupar su lugar en la entrega de premios. Durante 5 años la Fundación se ha mantenido de su lado, apoyándola financiaria y moralmente. Como recompensa la joven ha emprendido ya la fase terminal de su investigación sobre la reducción de la emisión de metano en el cultivo de arroz. 

En cuanto a su compatriota, Htwe Min Thant, un investigador asistente en el Ministerio de Agricultura, ha elegido concentrarse en otro alimento esencial en la dieta asiática, la berenjena, e intenta así desarrollar una biotecnología capaz de aumentar la resistencia a las sequias. 

Pasando al continente africano, Aissatou Faye, la primera senegalesa en haber obtenido la beca de la Fundación, estudia la relación que existe entre la intensa urbanización de la región y los ciclos del monzón en el oeste africano. 

Y finalmente, Suranjith Koralegedara, de Sri Lanka, se centra en el efecto calórico de las zonas urbanas cercanas a la costa. La ciudad elegida para su estudio es Colombo, que lleva experimentando un crecimiento exponencial en las últimas décadas.

Contando a estos 4 estudiantes, el número de becarios respaldados por la Fundación desde hace 5 años se eleva a 11, cuyas investigaciones han aportado nuevos conocimientos sobre una cuestión crucial de nuestra época que determina el futuro del planeta.